Juez de EE.UU. ordena a Apple desbloquear iPhone

0
674

El espinoso debate entre la privacidad de los datos de los usuarios y la seguridad y efectividad de las autoridades se ha visto reavivado en Estados Unidos, luego que este martes 17 de febrero, una juez federal de del país norteamericano diera la orden a Apple para ayudar al Buró Federal de Investigaciones de ese país, el FBI, a desbloquear y acceder a un iPhone. ¿La razón? El teléfono en cuestión perteneció a uno de los dos autores del tiroteo de San Bernardino, California, en diciembre del año pasado.

De acuerdo a la orden emitida por la magistrada Sheri Pym, Apple deberá proveer al FBI de «asistencia técnica adecuada» para tener acceso al dispositivo móvil, lo que significa que Apple debe desactivar el sistema de seguridad que elimina los datos del teléfono luego introducir el código equivocado diez veces, de esta manera el FBI podrá ingresar cualquier cantidad de combinaciones de código posibles para saltarse el bloqueo.

Además, Apple deberá dar al FBI la posibilidad de ingresar todas esas posibles contraseñas, que son miles, de manera electrónica, para agilizar el proceso de encontrar la correcta.

Apple, sin embargo, se niega rotundamente a hacerlo. El director ejecutivo de la compañía, Tim Cook, asegurando que «Se trata de un paso inédito que pone en peligro la seguridad de nuestros clientes.» Además, dice no tener la técnica para anular la encriptacion de los aparatos y datos, todo dentro de la filosofía de seguridad de la privacidad del usuario.

Al igual que otras compañías tecnológicas, Apple se niega a establecer «puertas traseras«, como exigen las autoridades. Según lo dicho por Cook, no existe actualmente un software capaz de falsear la seguridad de iOS, nunca ha sido creado porque «podría caer en manos equivocadas» y ser utilizado no solo por la policía, sino también con fines criminales. Además, este sistema de seguridad busca impedir que un iPhone robado pueda ser utilizado. Pero las autoridades estadounidenses acusan a las empresas de entorpecer las investigaciones y el esclarecimiento de crímenes.

El iPhone fue utilizado por Syed Rizwan Farook, quien junto a su mujer mató a 14 personas e hirió a más de veinte durante el tiroteo de diciembre. Ambos, que al parecer simpatizaban con la milicia terrorista Estado Islámico, murieron al enfrentarse a la policía. Pero el teléfono pertenecía a las autoridades locales, para las cuales trabajaba Farook, y ellos no conocen la contraseña del aparato.

Dejar una respuesta