Review: NZXT S340 Razer

0
1171

Cuando hablamos de unión entre marcas dentro del mercado informático suele ser para bien, y esta vez no es una excepción. En esta ocasión, uno de los mayores líderes a niveles mundiales de cajas para ordenadores, NZXT, y uno de los mayores exponentes de periféricos gaming de alto rendimiento como es Razer, arriman hombros para crear una torre que destila calidad y agresividad por todos sus lados.

Hablamos de la torre NZXT S340 Razer Edition, una torre diseñada para todos aquellos cuyas exigencias estén en todo lo alto. La peculiaridad más impactante nada más verla y cada vez más estándar en las cajas de estos precios, es la ausencia de cualquier bahía externa para lectores de CD, DVD o lector de tartejas. Con ello, ganamos un gran espacio en el interior, el cual nos permite colocar de una forma cómoda y accesible todo el cableado necesario para su funcionamiento.



DISEÑO

En cuanto al diseño, la torre sólo se presenta en un único color, el cual es deducible al recordar que es la edición especial de Razer: el negro. Además, viene con ciertos detalles en verde, como puede ser el conector externo USB 3.0 (cambiando así el azul clásico de dicho puerto). Para la parte de iluminación de la caja, NZXT nos ha querido dejar claro quién es la otra marca involucrada en el desarrollo de esta caja, y lo deja remarcado gracias a 2 bandas de LEDs en la base y un logo delantero de Razer, los cuales se iluminan en verde (controlable por un interruptor en la parte superior trasera de la caja). Para la distribución interna, NZXT y Razer han preferido separar la fuente de alimentación del resto de componentes, lo que hace evitar los enredos de los cables de dicho componente con el del resto de hardware. Además, aprovechan esta carcasa para dejar 2 huecos orientados a la colocación de 2 unidades SSD.

boton luces
Botón trasero para las luces
cables
Espacio trasero para la colocación de los cables
Bahías para los SSD
Bahías para los SSD

 

 

 

 

 

 

 

 



CARACTERISTICAS

Con respecto a las especificaciones de la caja, nos encontramos con un diseño compatible con placas base Mini-ITX, MicroATX y ATX, contando con 7 ranuras de expansión para poder añadir nuestras tarjetas Wifi, gráfica y demás. En cuanto a bahías, nos encontramos con lo anteriormente mencionado: no existen bahías externas, pero sí 2+1 bahías internas de 3,5″ y otras 2 internas de 2,5″ para nuestros SSD. Para la ventilación nos encontramos: 1 en la parte superior y otro en la trasera, ambos de 120mm, aunque también se pueden añadir otros 2 ventiladores en la parte frontal de 120mm o 140mm, o colocar ahí nuestro radiador para la refrigeración líquida.

bahias
Espacio para ventiladores
botonera
Botonera y conexiones
marco fuente
Marco donde va agarrada la fuente de alimentación, y esta, a la caja

 

 

 

 

 

 

 

En el apartado de la botonera y conexiones, quizás sí se eche en falta un botón de reiniciar, ya que sólo nos encontraremos con uno en forma de círculo para el arranque (el cual se ilumina en verde, para no desentonar), la luz de lectura del disco duro (también en verde) y para las conexiones 2 puertos USB 3.0 y conector jack tanto para audio como para micrófono.



CONCLUSIONES

Nos encontramos ante una caja, con unas características ciertamente de calidad. El precio esta fijado por debajo de los 100€ (dependiendo de donde se compre, ronda entre los 90€ y los 85€), y en nuestra opinión es muy acertado dicho precio a cambio de la calidad que nos brinda. Tras bastantes horas de uso, añadir que la temperatura nunca sufrió unas subidas excesivas, y en este mismo apartado es donde haría una petición: en ciertos sistemas, donde la exigencia es una costumbre o una necesidad, traer solo 2 ventiladores de serie puede quedarse algo corto. No por ello es mas que una simple opinión, ya que por todo lo demás estamos ante una caja que se siente robusta, y ligera en el peso, algo que no muchos consiguen.

Torre

 

Dejar una respuesta