En este, se muestra una nueva versión del mítico videojuego, con varios cambios que depende de la persona pueden llegar a satisfacer, o no. Desde 1999 la saga de los Smash de Nintendo ha ido evolucionando, añadiendo nuevos personajes y mejorando su calidad. Con cambios que han gustado mucho y otros que no. El Super Smash Bros. Ultimate llega 1 año antes de que se pueda celebrar su 20 aniversario.

Entre la gran cantidad de cambios que se han realizado en su versión definitiva, la que puede ser más perjudicial es la planteada en el modo historia. A todos aquellos que os gusten las cinemáticas o las interacciones… Puede que os decepcione un poco ya que su modo historia no ha sido planteado como tal, sino más bien como un modo aventura normal. Combate tras combate vas recuperando a los personajes, teniendo a Kirby como personaje protagonista, pero no se sigue un hilo histórico tan profundo como con el emisario subespacial.

Sin embargo, una pega no quita las innumerables mejoras que ha tenido el videojuego. Tiene un modelo único, que muchas empresas han tratado de imitar pero jamás han conseguido. Con esta entrega final de la saga nuevos personajes han aparecido y el uso del humo y las escenas enfáticas que se realizan cuando se hace un golpe fuerte le dan mucho dinamismo. Y que decir de las mejoras realizadas en el modelo de todos los personajes, además de un menú rápido y sencillo para acceder a todo de forma fácil.

Centrado en su multijugador tanto local como online, Super Smash Bros. Ultimate da una gran jugabilidad, gracias a los dos joycons de la Switch y a los servidores de Nintendo (que habrá que ver como se desenvuelven tras el lanzamiento oficial).

Con las expectativas altas, veremos si el Smash puede acercarse al triunfo en ventas que supuso Pokemon Let’s Go.